Cruz Roja advierte de 600.000 casos potenciales de cólera en Yemen para finales de año

El presidente del Comité Internacional de la Cruz Roja, Peter Maurer, ha advertido de que el actual número de casos potenciales de cólera en Yemen se duplicará a finales de año hasta superar los 600.000, uno de cada 45 ciudadanos, en un país donde la enfermedad se ha cobrado, según las estimaciones más conservadoras de la Organización Mundial de la Salud, más de 1.500 vidas hasta principios de julio.

Fuente: medicosypacientes.com/ E.P.

Los casos potenciales de cólera en Yemen se duplicará a finales de año

La guerra civil que estalló en 2015 ha destruido casi por completo los ya de por sí precarios servicios de alcantarillado y potabilización de agua en uno de los países más pobres del mundo, lo que ha fomentado la expansión de la enfermedad.

 “La gran tragedia es que el estallido del cólera en Yemen ha sido una catástrofe humanitaria producida por el hombre que se podría haber evitado”, ha declarado Maurer en una nota publicada por el CICR.

 “Se trata de la consecuencia directa de una guerra que ha devastado la infraestructura civil y puesto de rodillas al sistema sanitario entero. Esta situación de sufrimiento innecesario me crispa absolutamente. El mundo está paseando sonámbulo en dirección a más tragedia”, ha lamentado.

 El actual brote de cólera en Yemen, donde la enfermedad es endémica, comenzó en octubre de 2016 y tras remitir durante los tres primeros meses del año ha experimentado un repunte en el número de casos y muertes a partir del 27 de abril.

Ante la crisis, las autoridades huthis, que controlan Saná, han declarado el estado de emergencia sanitaria en la capital de Yemen y han solicitado ayuda internacional para evitar el desastre.

  El cólera, causado por la ingesta de una bacteria a través de agua o comida contaminada con heces, suele manifestarse a través de una diarrea aguda que lleva a matar en cuestión de horas.

El corto periodo de incubación favorece que se extienda por rapidez, especialmente en zonas sin saneamiento y sin un suministro de agua adecuados.

 Únicamente unas pocas instalaciones médicas siguen funcionando en Yemen tras más de dos años de conflicto que ha dejado al menos 10.000 muertos y a dos terceras partes de la población sin acceso a agua potable, según Naciones Unidas.

0 comentarios