Amal Esperanza y las Fundaciones Vicuña y Pascual se unen para dotar de unidad quirúrgica al hospital de Dajla

campaña

La asociación Amal Esperanza inició en 2003 su trabajo de cooperación directa con los campamentos de refugiados saharauis. 

Desde entonces ha desarrollado en la zona más de 50 proyectos, principalmente en la wilaya de Auserd, de los cuales varios de los emprendidos en los últimos seis años han sido en colaboración con la Fundación Vicuña, la Fundación Dr. Pascual y el SAS. 

Hace dos años, Amal Esperanza trasladó su base de operaciones de Auserd a la wilaya de Dajla, especialmente azotada por las lluvias torrenciales de 2015 y con unas necesidades de ayuda perentorias. A las catástrofes naturales, se une la localización geográfica de Dajla, a 170 kilómetros de Rabuni, lo que la convierte en la población más alejada de la wilaya administrativa y de los campamentos.

“A nivel sanitario, Dajla posee un pequeño complejo asistencial muy precario, lo que son constantes y obligadas las evacuaciones a Rabuni o Tinduf. Del mismo modo, las comisiones médico-quirúrgicas que acuden a prestar su ayuda a esta población tienen que evacuar a los pacientes al hospital Nacional, incluso para las pequeñas intervenciones quirúrgicas. Todo ello con 170 kilómetros de desierto por recorrer que, salvo que el tiempo meteorológico esté de nuestro lado, supone invertir entre cinco y siete horas para llevar a cabo las evacuaciones”, explica el Dr. Casimiro García, otorrino cooperante.

Ahora, Amal y las Fundaciones Vicuña y Dr. Pascual se han asociado de nuevo para hacer realidad el proyecto de construir, habilitar y poner en funcionamiento una unidad quirúrgica en el hospital de Dajla, mantenerla y dotarla del material fungible necesario. A la hora de emprender este nuevo proyecto ha pesado la experiencia que Amal Esperanza atesora al haber creado allí anteriormente el primer Centro de Atención Temprana de Discapacidades de los campamentos de refugiados, mientras que la Fundación Vicuña aporta una ya larga tradición de viajes a la zona en calidad de comisión médicos de ORL de sus miembros.

En este mes de marzo, llegará el primer camión de Amal con el material pesado para iniciar las obras de adaptación de las instalaciones. Después llegará el momento de formar a los médicos saharauis en España. Una vez finalicen los trabajos, está previsto que los cooperantes de Amal y Vicuña lleguen en octubre. Será el momento anhelado de instalar el material y el equipamiento y poner en marcha el proyecto, que ha contado con las donaciones del Centro Ballesol de Bilbao, del Hospital Puerta del Sur de Móstoles, del Grupo HLA de Jerez de la Frontera y del Hospital Santa Isabel –también de HLA- de Sevilla.

0 comentarios