“Pretendemos un abordaje integral del enfermo traumatizado”

Tras celebrarse en la sede de Cádiz, el curso ‘Soporte avanzado al trauma’ llegará en octubre a los colegiados del Campo de Gibraltar y en enero a los de Jerez-Sierra. Su coordinador, el Dr. Orestes Rodríguez Aguado, explica el enfoque integral del enfermo traumatizado desde el que se ha diseñado este curso, siguiendo un modelo innovador. Un “desafío” como también lo son las iniciativas formativas sobre riesgos tecnológicos y sobre asistencia a múltiples víctimas, ambas coordinadas igualmente por el Dr. Rodríguez Aguado, ahora en preparación y que muy pronto estarán a disposición de los colegiados.

  • ¿Qué balance hace de la primera experiencia de este curso ya impartida entre los colegiados de la Bahía de Cádiz?

Excelente. La respuesta de los colegiados ha sido muy buena y para nosotros suponía un desafío importante el poder compartir nuestra experiencia y nuestro modelo de formación, siempre de acuerdo con los criterios del Plan Nacional de RCP-CERCP, con los médicos inscritos en el curso.

  • ¿Qué aspectos de la atención a pacientes traumáticos trata de actualizar este curso?

Pretendemos conseguir un abordaje integral del enfermo traumatizado, disminuir la variabilidad en el abordaje del mismo y, simultáneamente, conseguir que el profesional que aborda este problema sienta la seguridad que aporta este tipo de formaciones. Conceptos como inmovilización-movilización, sedación, triage, técnicas invasivas en un contexto crítico en los diferentes escenarios creados remarcan lo que pretendemos transmitir.

  • ¿Qué metodología se sigue para transmitir los conocimientos teóricos y prácticos del programa?

Combinamos diseños expositivos, los menos, en las escasas actividades teóricas, con los demostrativos y participativos en la mayoría de los talleres. Esto exige un esfuerzo del instructor que cambia de un curso a otro y le exige un estudio y actualización continua de las últimas novedades científicas y pedagógicas, junto con el diseño permanente de nuevos dispositivos de formación mediante modelos animales, además de la incorporación paulatina en nuestro grupo de formación de modelos mecánicos que faciliten y colaboren en la formación que se trate.

  • Además de este curso, se encuentra preparando también para el Colegio sendas iniciativas de formación sobre riesgos tecnológicos y sobre asistencia a múltiples víctimas. ¿Qué puede adelantar sobre cada una de ellas?

Son dos formaciones consecutivas y que siguen la estela del curso de SVAT. En el de Riesgo Tecnológico, nuestra intención es remarcar dos conceptos básicos como son asumir la cultura de seguridad en el profesional médico, por un lado y, por otro, considerar que la primera misión del equipo de intervención es la contención del incidente. Reforzaremos los conocimientos que puedan existir sobre antídotos, triage en situaciones especiales, descontaminación con montaje y desmontaje de unidades preparadas para ellos y, por supuesto, el proceso de vestido y desvestido, acostumbrándonos a trabajar en entornos con estrés térmico.

En la formación diseñada sobre Asistencia en Incidentes con Múltiples Víctimas incidiremos aún más sobre seguridad de los profesionales implicados, medidas inmediatas, clasificación de heridos y de zonas de intervención y, muy importante, coordinación con otros elementos intervinientes. Una parte también importante será la preparación de los equipos de protección individual para autoprotección y autoasistencia en caso de resultar afectados.

En los dos tipos de actividades formativas, las realizaciones de ejercicios finales en entornos tácticos permiten poner en práctica lo estudiado y reforzar conocimientos aprendidos.

Para cada uno de estos cursos nuestro modelo es innovador de forma que aprovechamos las aportaciones de los alumnos para incidir en aquellos aspectos que consideran más relevantes y mejorar nuestros diseños pedagógicos. En todo momento, existe disponible un instructor adicional que hace las veces de coordinador de la actividad in situ para facilitar transiciones entre talleres, controlar tiempos y solventar los pequeños problemas que pudieran surgir.

0 comentarios